Ruido y reverberación en los restaurantes: cómo controlarlos

El ruido y la reverberación en los restaurantes son un tema de actualidad: por un lado, los clientes suelen quejarse de niveles de decibelios demasiado altos o excesivamente bajos; por otro, algunos restauradores desean ambientes cálidos y ruidosos, otros prefieren salas tranquilas para atraer a la clientela adecuada; finalmente, los críticos tienen en cuenta sus percepciones auditivas cuando se disponen a escribir su reseña.

Los niveles de ruido demasiado altos en los restaurantes pueden tener varias causas; la principal es sin duda el mobiliario moderno, caracterizado por superficies duras en las que la reverberación del sonido es especialmente consistente. Otras causas son las cocinas abiertas, la música en vivo y los espacios abarrotados donde los comensales están sentados en mesas prácticamente pegadas unas a otras.

A menudo los restauradores desean un ambiente ruidoso, pues lo consideran una señal de popularidad y de productividad de su establecimiento. El ruido se ve exacerbado por las personas que intentan hablar lo suficientemente alto como para ser oídas y comprendidas. Este aspecto se considera la mayor fuente de ruido en un restaurante.

El ruido a menudo se incluye en las reseñas.

Como ya hemos mencionado, un número cada vez mayor de críticos incluyen ruido en sus evaluaciones. De hecho, muchos de ellos incluso llevan instrumentos de medición de decibelios e incluyen el nivel de ruido en sus reseñas, así como, por supuesto, la calidad de la comida, el servicio y otros factores.
Los críticos gastronómicos no son los únicos; los usuarios están tomando el asunto en sus propias manos con aplicaciones fácilmente disponibles para smartphones, publicando sus reseñas en sitios web.

rumore e riverbero nei ristoranti - foto1

Verifique el ruido y la reverberación en los restaurantes

Puede parecer fascinante tener un restaurante con techos altos, muebles modernos de metal, vidrio, madera y otros materiales sólidos en la decoración; sin embargo, estos son precisamente los elementos que permiten que el sonido rebote y reverbere. Por lo tanto, es necesario adoptar soluciones capaces de hacer frente al problema de la reverberación en los restaurantes; estas son cada vez más importantes, aunque a menudo solo se implementan posteriormente, cuando la estructura ya existe.

No es sorprendente que la acústica se esté convirtiendo gradualmente en un componente importante en el diseño de edificios. Además, los fabricantes de soluciones acústicas ofrecen una amplia gama de productos que se fabrican de forma sostenible teniendo en cuenta el diseño y la estética. La acústica depende de varios factores, como la forma y el tamaño del ambiente en cuestión, los materiales utilizados y donde y como están posicionados. Sin embargo, los materiales fonoabsorbentes por sí solos no pueden influir en el ruido ni reducir la transmisión del sonido; de hecho, estos absorben y reflejan el sonido en distintos niveles y grados.

Para analizar el nivel de reverberación en los restaurantes, los técnicos acústicos empiezan sus evaluaciones calculando el tiempo de reverberación, variando el número de mesas presentes, por ejemplo. Estos cálculos y los relativos al tamaño y la forma del espacio les permiten determinar los productos más útiles para alcanzar el nivel de dBA. El objetivo principal es mejorar la comprensión del discurso, lo que se consigue utilizando materiales fonoabsorbentes y disminuyendo la reverberación.

Al evaluar y diseñar la acústica de un restaurante, los ingenieros deben tener en cuenta que el nivel de ruido sube y baja durante el día y, por supuesto, en los horarios de funcionamiento del restaurante.
Normalmente, se comparan con todas las partes involucradas, incluido, si es posible, el arquitecto que diseñó la estructura. Analizan los techos y paredes, así como cualquier otro elemento de la sala, para encontrar las soluciones fonoabsorbentes más adecuadas; también estudian donde colocarlas para minimizar la reverberación en el interior del restaurante.

A veces, la solución más sencilla sería reducir el número de mesas, pero a menudo no es posible por motivos económicos. La forma de la sala permite comprender como viaja el sonido en su interior y, por tanto, como se propaga. Por eso, lo ideal es que la disposición de los materiales acústicos se adapte a cada sala y se deba a la forma en que el sonido se desplaza por ese espacio específico. En otras palabras, no existe una solución única para todos los casos.

La aplicación de estrategias de absorción acústica puede ser complicada. Cuando se implementan correctamente, estas soluciones para reducir la reverberación en los restaurantes mejorarán la inteligibilidad de la conversación; de hecho, si estuvieran presentes en cantidades excesivas, el espacio parecería muerto; demasiado poco y los clientes se quejarán del nivel constante de ruido. Diferentes personas perciben los niveles de ruido de forma diferente: los jóvenes tienden a gravitar hacia ambientes más ruidosos que cuando envejecen.

Muchas empresas ofrecen paneles fabricados con materiales eficientes y fonoabsorbentes que, cuando se posicionan correctamente (en al menos dos superficies, como el techo y una pared), evitarán que las ondas sonoras reboten hacia adelante y hacia atrás y horizontalmente y verticalmente.
Si el ruido y la reverberación en los restaurantes son un problema, los propietarios disponen de opciones de tratamiento acústico atractivas, eficaces y asequibles para sus ambientes. Los productores y consultores acústicos están bien preparados para ofrecer indicaciones técnicas y de instalación, reduciendo los costos de construcción y maximizando el resultado final.